Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

El anuncio maldito de pañuelos que provocó varias muertes

25/01/17 | +Asia

Volvemos a tratar el mundo de las leyendas urbanas japonesas, pero esta vez con un enfoque muy diferente. No hablaremos de tradiciones que se han mantenido con el paso de los años, como la terrible historia de por qué muchos japoneses no visitan la playa a partir de septiembre, temiendo ser ahogados por sus propios ancestros.

Tampoco hablaremos de leyendas anime, como que Doraemon‘ eran los sueños de un Nobita en coma, o que Oliver era un chico que soñaba con ser futbolista tras perder las piernas después de haber sido atropellado. Recientemente también hemos conocida la serie anime maldita que provoca catástrofes cuando se emite en la televisión japonesa. 

La leyenda urbana amplificada en las redes japonesas durante años, siendo una creencia bastante extendida, está relacionada con la televisión de otra forma; con el mundo de la publicidad. Y sí, sabemos que algunos anuncios japoneses pueden llegar a ser terribles y hasta soporíferos, pues la televisión nipona es tremendamente particular y diferente a la nuestra. Sin embargo, nunca esperaríamos que un anuncio pudiera provocar, incluso, muertes y enfermedades.

Seguro que te interesa: ‘Anuncios perturbadores’

¿Conocéis la leyenda relacionada con la película ‘El exorcista’? La famosa cinta de William Friedkin, al parecer, estaba maldita. Durante el rodaje no pararon de producirse raros sucesos y, al finalizarlo, gran cantidad de miembros del rodaje murieron por diferentes motivos, incluyendo los actores principales Jack MacGowran y Vasiliki Maliaros. Esta leyenda japonesa es, sin duda, muy similar a la comentada del ‘El exorcista’, siendo equiparables en ambas culturas.

La leyenda lleva décadas establecida en la mente de los habitantes nipones, ya que de hecho el inicio y origen de la misma se sitúa en la década de los años 80. Una conocida marca de pañuelos realizó varios anuncios destinados a la televisión nipona. Uno de ellos, que causó bastante sensación en su momento, muestra a una mujer vestida de blanco y un niño disfrazado de ogro o demonio, escuchando de fondo el tema ‘It’s a Fine Day’ de Jane & Barton.

Debido a que la canción estaba en un idioma extranjero, y a que el inglés es una de las grandes asignaturas pendientes de los ciudadanos nipones -aún hoy en día lo es-, se extendió el rumor de que la canción en realidad era una antigua maldición alemana que citaba algo así como “muere, muere, todo el mundo ha sido maldecido y morirá”. El ambiente tenebroso que se respira en el vídeo no ayudó a que los rumores se detuvieran, incluso cuando la marca retiró el anuncio tras algunas quejas de los espectadores.

Según cuenta la leyenda, la actriz del anuncio –Keiko Matsuzaka– se volvió loca y se quedó embarazada del demonio, fue encerrada en un psiquiátrico y se quitó la vida. El joven niño que jugaba con aspecto de ogro, murió misteriosamente, al igual que cada miembro de la producción que trabajaron en el anuncio. Aunque no se puede confirmar, el cámara habría muerto quemado debido al fallo de una sauna, y muchos espectadores se habrían suicidado al ver el anuncio.

La leyenda dice que al ver el anuncio las personas quedan malditas, aunque por supuesto estas teorías no han podido ser confirmadas. Y todo esto por un simple anuncio de pañuelos…

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro