Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

El amor por el dinero en metálico hace perder millones de euros a este país

19/01/18 | +Asia

En Japón, y como en cualquier lugar, si salimos a tomar algo con nuestras amistades es probable que terminemos haciendo lo que en el país del sol naciente se conoce como “warikan” (“わりかん”), que es un término que se utiliza para referirse a la división uniforme de la cuenta entre los miembros del grupo. Este método de pago es común para grupos grandes de amigos o compañeros de trabajo que van a los izakaya (típicos bares o restaurantes populares para tomar algo después del trabajo), en donde no es realista intentar realizar un seguimiento de quién comió qué comida y cuánto comieron.

El warikan, o la división de la factura de manera uniforme, probablemente se realice en efectivo; a pesar de que todos los miembros del grupo tienen tarjetas de crédito, débito, o tecnología para pagar sin tener que hacerlo con dinero físico. Gracias a este gran cariño por el efectivo, Japón pierde más de 2 billones de yenes, más de 14.700.000 de euros, cada año.

Dinero

Y es que los japoneses son uno de los pueblos que más ama el efectivo en el mundo. Según Boston Consulting Group (firma de consultoría estratégica global), alrededor del 65% de los pagos en el archipiélago japonés se liquidan en efectivo, más del doble que en cualquier otro país, que suele suponer un 32% de media entre otras economías ricas.

¿A qué es debido esta pérdida millonaria de dinero?

Realmente la razón es simple, pero muy difícil de solventar, ya que es como la “pescadilla que se muerde la cola“. Cuanta mayor sea la demanda de efectivo, más cajeros automáticos se instalarán. Sin embargo, cuantos más cajeros se instalen y más accesible sea poder disponer de dinero en metálico más fuerte es el incentivo para usar este método de pago. Un ciclo que no es fácil de eliminar.

Dinero

Según la Asociación de Banqueros del Japón, a fines de septiembre de 2016 había 137.000 cajeros automáticos administrados por los bancos más importantes del país. Por otro lado, también hay que contar las máquinas operadas por minoristas. El total es de más de 200.000 cajeros automáticos operando en todo el archipiélago.

Los cajeros automáticos proliferaron porque los bancos priorizaron la mejora del acceso de los clientes al efectivo, y les permitieron depositar y retirar el efectivo fácilmente. Los bancos compitieron entre ellos aumentando el número de cajeros automáticos y dotándolos de más servicios para ofrecer a sus clientes. El resultado fue un exceso de cajeros automáticos, que ahora pesan mucho en los balances de los bancos. Las principales sucursales del país encuentran difícil reducir sus cajeros automáticos. Algunos bancos consideraron la idea de unificar cajeros automáticos, pero esta idea se desechó rápidamente.

Dinero

Tal vez te interese:
– Dime cómo llevas la camisa y te diré si eres una persona derrochadora
– El tamaño de las manos determina tu forma de administrar el dinero
– ¿No llegas a fin de mes? Con este test sabrás si estás derrochando dinero

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro