Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Disparan agua a los peatones que se saltan los semáforos

23/04/18 | +Asia

La seguridad vial consiste en la prevención de accidentes de tránsito o la minimización de sus efectos, intentando proteger la vida y la salud de las personas implicadas. En términos globales, la seguridad vial define las reglas, actitudes, conductas y objetos que son necesarias para la seguridad de las personas que manejan un vehículo o caminan por la calle. Este último punto no está muy presente en la mayoría de sociedades, en las que se piensa que la seguridad vial solo afecta a los conductores y no a los peatones.

Estas normas u objetos intentan proteger a las personas, adoctrinando a la sociedad. Una de estas medidas son, por ejemplo, los badenes, también llamados reductores de velocidad o banda de frenado, que son instalados en diversos tramos de carretera para que los vehículos reduzcan su velocidad, generalmente por: zonas peatonales, escuelas o centros de gran afluencia peatonal. Otra de las medidas más recientes, aunque llevan años instalándose por todo nuestro país, son las alertas sonoras en los semáforos.

Paso de peatones

Pero China, el gigante asiático, está yendo un paso más allá en la seguridad de sus peatones. Los peatones imprudentes son muy habituales en cualquier sociedad, y no es extraño ver cada día como una persona se salta un semáforo en rojo o cruza por un lugar indebido. Puede que incluso nosotros mismos lo hagamos en determinado momento, poniendo en riesgo además de nuestra propia vida, la de los ciudadanos que están a nuestro alrededor. Además, estamos cometiendo un delito que puede suponer una multa bastante elevada.

Pero si la policía tuviese que vigilar cada cruce esta se vería saturada, por lo que las medidas de seguridad vial cómo los semáforos, o las alertas sonoras son muy útiles para evitar accidentes y prevenir a los infractores. El nuevo sistema chino, que se ha implementado en algunos cruces del país, consiste en postes equipados con un sensor de infrarrojos. Se instala en una intersección, justo a unos pocos centímetros del bordillo. Cuando alguien intenta cruzar durante una luz roja, el sensor los detecta y son rociados con una niebla de vapor de agua.

Es difícil saber si esta táctica será efectiva a largo plazo, pero como podemos ver en el vídeo, muchas personas se han llevado un buen susto al acercarse demasiado a la carretera cuando el semáforo está en rojo. Los cibernauta chinos no son muy optimistas con esta nueva medida:

– “Con el tiempo se convertirá en una estación de lavado de manos”.
– “Es un buen lugar para remojar a mis perros cuando ladran”.
– “¿No les preocupa que las ancianas lleven cubos y lo usen para recoger agua?”.
– “Creo que es una pérdida de agua”.
– “Eso va a noquear a alguna persona anciana y frágil”.

Es justo decir que este sistema tiene margen de mejora, pero una medida para prevenir los accidentes o el mal comportamiento de los peatones siempre ha de ser bien recibida. El tiempo dirá si este sistema se seguirá utilizando en dicho país o si desembarcará en el nuestro. ¿Te gustaría ver este sistema en el cruce de tu calle?

Tal vez te interese:

Robots policía; la nueva pesadilla de los ciudadanos imprudentes

Robots policías con armas reales; RoboCop está más cerca

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro