Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Detenido el ladrón de pelo que asaltaba a sus víctimas tijera en mano

16/12/16 | +Asia

Aunque Japón sea uno de los lugares o países más seguros del planeta, si bien como en todas partes hay barrios más seguros que otros, lo cierto es que del país del sol naciente nos han llegado algunas historias de delincuentes sorprendentes que no son fáciles de creer. Muy sonado fue el caso del llamado “lamedor de pies en serie“, detenido por la policía por lamer los pies de las jóvenes veinteañeras en, se estima, prácticamente una decena de casos.

Japón es un lugar muy seguro, con poca criminalidad, pero extrañamente es un país en donde parecen abundar los delitos relacionados con el fetichismo, desde el típico voyeur que graba a escondidas con el teléfono móvil, hasta el caso que hoy nos ocupa: un ladrón de pelo en serie. La policía nipona ha confirmado que, recientemente, un estudiante ha sido arrestado por cortar el cabello a mujeres desprevenidas y luego venderlo por medio de Internet.

Pelo - Nate SteinerFlickr

La policía ha detenido al estudiante Akiya Yoshida, de 23 años de edad, natural de la ciudad de Ichinomiya, localizada al noroeste de la Prefectura de Aichi, acusado de cortar el pelo a mujeres desprevenidas en el tren. El detenido, de hecho, confesó lo ocurrido, asegurando que lo hizo “para venderlo en un sitio de subastas en Internet”.

Su objetivo era cualquier mujer con pelo largo. Ha sido acusado de lesiones después de que usara unas tijeras para cortar el cabello –un mechón de unos 35 centímetros– a una mujer de 40 años el lunes de la semana pasada. Lo hizo cuando la víctima estaba de espaldas, durante la mañana.

Un negocio muy lucrativo a causa de los fetichistas

Al parecer Akiya Yoshida no era el clásico delincuente fetichista, pero sí se aprovechaba de ello. Según ha confesado este estudiante a los agentes de la policía japonesa, no era la primera vez que hacía este tipo de fechorías. Reconoce haber actuado en, por lo menos, otros 20 casos anteriores, en donde las víctimas no se dieron cuenta de sus intenciones.

En estos 20 incidentes posteriores el pelo de las víctimas no era su único objetivo; también cortó trozos de falda de chicas desprevenidas. Existen varias denuncias de algunas víctimas, todas en la misma línea de tren que usaba diariamente Akiya Yoshida. Muchos de estos trenes están abarrotados de pasajeros, así que era fácil cortar el cabello o la falda de las mujeres sin ser descubierto. De hecho, el acoso en los trenes es un gran problema en el país.

Pelo - Mussi Katz/Flickr

Los hechos de este estudiante nipón ocultan un trasfondo mucho mayor y más importante: el mercado de objetos para fetichistas. La venta de pelo por Internet de mujer, especialmente en webs de subastas, puede reportar mucho dinero pagado por los fetichistas. Existen anuncios que se venden como “Pelo de estudiante de la escuela secundaria; muy sedoso al tacto”. En algunas ocasiones estos mechones de pelo incluyen DVDs llenos de fotos de las mujeres a las que se les ha cortado el pelo.

Obviamente la venta de pelo humano no es algo extraña, especialmente para empresas de pelucas de pelo real, que compran en algunas peluquerías que conservan el pelo. Sin embargo, es evidente que este mercado se hace en un ámbito profesional, y no por medio de subastas en Internet.

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro