Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Descubre el método para que tu hijo comparta y no sea un egoísta

9/06/17 | +Asia

Como padres, nos preocupa que nuestro hijo o hija obtenga una buena educación. Pero no nos referimos solo a una buena enseñanza y nivel académico, pues ante todo, queremos que nuestro hijo o hija sea un ejemplo de comportamiento como persona. Aunque llegado a cierto punto, el carácter de una persona lo forja uno mismo, en las etapas más tempranas de la vida de nuestro niño o niña, las enseñanzas que le transmitimos y el ejemplo a seguir que vea, serán muy importantes en su desarrollo como persona en un futuro.

Una de nuestras preocupaciones es que nuestro hijo no termine siendo una persona egoísta, y ya desde muy pequeño intentamos que esto no suceda. Una persona egoísta es aquella que siente un inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que tan solo se preocupa de sus propio intereses y nunca piensa en los demás. Compartir, ayudar desinteresadamente, empatizar… son ejemplos de conductas que una persona egoísta no practica, sin embargo, es todo lo que queremos para nuestro hijo o hija.

Niños

¿Qué hacemos los padres habitualmente para evitar que nuestro hijo o hija sea una persona egoísta? Normalmente, cuando los más pequeños de la casa juegan con otros niños de su edad, les decimos que han de compartir sus juguetes, pensando que es una enseñanza correcta aunque ellos no quieran hacerlo. Sin embargo, nos equivocamos.

Obligar a nuestro niño a compartir, cuando estos no quieren hacerlo, puede costar horrores. Sin embargo, los niños son más felices cuando comparten con otros, siempre y cuando sea su propia decisión e idea. Cuando se sienten presionados, los niños son menos felices compartiendo sus juguetes o golosinas. Este es el resultado de un estudio realizado por psicólogos chinos.

Niños

Investigadores de la Universidad de Tsinghua, situada en la ciudad de Beijing, examinaron los beneficios emocionales de compartir en un grupo de niños en edad preescolar de China. El equipo analizó las expresiones faciales de un grupo de niños que se encontraban en edades comprendidas entre los 3 y 5 años, cuando realizaban una tarea en la que tenían que compartir pegatinas con sus amigos. El experimento se realizó en dos grupos, uno que compartía voluntariamente las pegatinas y otro en el que obligaban a los niños a hacerlo.

Los resultados mostraron que, los jóvenes de tres y cinco años compartían más cuando eran obligados a hacerlo, a diferencia de los que compartían voluntariamente. Sin embargo, compartir cuando eran obligados les hizo menos feliz. Ambos rangos de edades mostraron una mayor felicidad cuando compartieron pegatinas voluntariamente.

Niños

Dr. Zhen Wu, autor principal del estudio, comentó que según los resultados del estudio, la motivación para compartir influye mucho, y también sugiere que es poco realista esperar que un niño pequeño comparta bajo presión y sea feliz haciéndolo. Los resultados sugieren que si compartir nos hace sentir felices, querremos compartir más, algo que no pasará si al compartir nos sentimos infelices.

El Dr. Wu añadió que el estudio no estuvo exenta de inconvenientes, ya que dijo que era muy difícil descartar por completo la influencia de las normas sociales ya establecidas, incluso en el grupo que compartía de forma voluntaria. Esto es debido a que el niño podría haber sentido presión para hacerlo incluso cuando no era obligado. El equipo espera poder repetir el estudio, pero con más controles, para obtener resultados más precisos.

Tal vez te interese:
– Controla el uso que tu hijo hace del móvil gracias a esta herramienta ineludible
– Descubre el tiempo límite que puedes dejar a tus hijos usar el móvil
– Descubren un sorprendente efecto nocivo del tabaco que afecta a tus hijos

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro