Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Crean un tenedor eléctrico que "sabe a sal", ¿sabes para qué?

28/10/16 | +Asia

Desde luego es uno de los inventos más peculiares que hemos visto en los últimos tiempos, y seguro que muchos os preguntaréis para qué demonios sirve un tenedor de metal que tiene sabor a sal. Lo cierto es que este invento japonés, como no podría ser de otra forma, tiene bastante más sentido y utilidad de lo que en un principio todos hemos pensado.

Como sabéis, la sal en exceso en las comidas no es bueno, y puede ocasionar ciertos problemas de salud, llegando incluso algunos de ellos a ser muy serios. Por ello, los médicos nos recomiendan, especialmente a partir de cierta edad, comer con poco sal. Sin embargo, algunos son tremendamente aficionados al sabor de la sal en algunos platos de la gastronomía, y les cuesta echar la dosis justa de sal en el plato. Para todos ellos está pensado este nuevo tenedor eléctrico.

Ingenieros y científicos nipones han creado un tenedor eléctrico, que por el momento sigue siendo un prototipo, que ayudará a controlar las cantidades de la sal. Cuando está en la boca, y pulsando un botón, una pequeña corriente eléctrica estimulará la lengua, simulando el sabor de la sal. Por tanto, y aunque la comida no tenga mucha sal, a los comensales sí les dará la impresión de que se trata de un plato salado.

Tenedor eléctrico - Nikkei Tech
Tenedor eléctrico – Nikkei Tech

Ahora suena más interesante, ¿verdad? El artilugio ha sido creado en el Rekimoto Lab, una iniciativa de la Universidad de Tokio, y lo curioso es que no sólo puede simular el sabor salado: también puede crear sabor amargo. No se trata de un invento demasiado caro, pues su precio en costes no supera los 15 euros.La base es muy sencilla, estimulando con electricidad diferentes puntos de la lengua, en donde se detectan los sabores, es posible simular dicho sabor.

Si finalmente se comercializan tenedores con esta tecnología, los más beneficiosos serán los que tengan problemas con las dietas bajas en sal y, por supuesto, los comensales con problemas de tensión. El tenedor tiene una autonomía de seis horas, y cuenta con tres niveles de corriente eléctrica, lo que varía la intensidad de los efectos de sabor, lo que es útil para personas de diferentes edades y gustos.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro