Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Conducir mientras tocas los pechos del pasajero ya es ilegal

30/01/17 | +Asia

Obviamente conducir es una actividad bastante peligrosa, y es importante ser responsable y hacerlo bien descansado cuando de tu trabajo dependen muchas otras vidas; gracias a la tecnología actualmente estamos viendo muchos avances que están ayudando a mejorar la seguridad en todo lo relacionado a los vehículos y la carretera. Pero, a parte de la tecnología, hay un factor humano que es esencial y que, probablemente, sea el más importante para evitar accidentes.

Obviamente los medios de transporte como los coches han servido para que la sociedad avance a pasos agigantados, pero muchos siguen siendo descuidados al utilizarlos. Por ello, actividades como usar el móvil mientras se conduce, han sido prohibidas en muchos países, siendo penadas con fuertes multas. Ahora el gobierno japonés no sólo pide a sus conductores que esperan hasta llegar al destino para llamar por teléfono o contestar un mensaje de texto, tampoco permite que los conductores toquen los pechos de sus pasajeras mientras conducen.

Coche japonés - Grif Batenhorst/Flickr

¿Nos hemos vuelto locos? ¡No, es como lo leéis! El usuario japonés de Twitter y un apasionado de los vehículos, @ken_world, descubrió recientemente un curioso fragmento en la ley que rige el código de circulación al que están sujetos todos los conductores del país del sol naciente. “Pregunta: Usar el teléfono mientras se conduce no está bien, pero ¿qué pasa con comer o ponerse el maquillaje?”; en sí la pregunta es bastante aceptable y comprensible. Atentos a la respuesta del código de conducción.

Aunque no esté explícitamente prohibido por la ley, tales acciones podrían ser juzgadas como violaciones del Artículo 70 del Reglamento de Tráfico; la obligación de conducir de manera segura. “El volante, los frenos y otros mandos deben ser operados de forma segura y apropiada… y el automóvil debe ser conducido de una manera y velocidad que no presenten un peligro para los demás”. Hasta aquí todo correcto, pero el añadido es lo más interesante: “Un antiguo fiscal escribió una disertación de que un conductor que toca los pechos de una mujer con una mano mientras conduce, está cometiendo una violación del código de conducción”. Es decir, que tocar los pechos de la acompañante significa incumplir el Artículo 70.

Aunque es improbable que la policía nipona sancione esto, las multas por infringir el Artículo 70 no son pequeñas. Los que hablen por el móvil, o toquen los pechos de su parienta, tendrán que pagar una multa de 9.000 yenes (75 euros) como mínimo, y dependiendo de las circunstancias de la infracción, podrían enfrentarse a 100.000 yenes (800 euros) de multa o tres meses de prisión.

Vale la pena señalar que no se menciona si este añadido al que se hace referencia, es una ordenanza nacional o que afecta sólo a una prefectura.

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos