Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Comer helado a ciertas horas del día te volverá más inteligente

24/11/16 | +Asia

¡Nos encantan los estudios atípicos y peculiares! Y a quién queremos engañar, especialmente nos gustan cuando tienen relación con los helados, pues generalmente son la excusa perfecta para atiborrarse de este fresco manjar. En esta ocasión, además de disfrutar de un rico helado, por lo que parece nos volveremos más inteligentes, lo que siempre es un extra…

Yoshihiko Koga, profesor de la Universidad Kyorin de Tokio y especialista en psicofisiología, ha realizado recientemente un “ensayo clínico” bastante peculiar. En asociación a un importante productor de confitería, Koga hizo que un grupo de voluntarios comieran helado justo después de despertarse todas las mañanas -yo también sería voluntario en este estudio-.

Al margen de los que opinan que se trata de un experimento bastante atípico e inservible, lo cierto es que ha demostrado que los sujetos experimentaron un aumento en las ondas alfa de alta frecuencia. Científicamente estas ondas están relacionadas con el aumento de atención y la disminución de la irritación mental.

Helado

Desayunar helado ya no será sólo un sueño para los niños de todo el mundo, sino que se convierte en algo recomendable también para adultos, a juzgar por los resultados de Koga, especialmente si se trabaja o se estudia. En comparación con el grupo de control, y por medio de un software de ordenador, los que tomaban helado mostraron tiempos de reacción más rápidos y una mejor capacidad de procesamiento de información.

Para comprobar si lo que realmente ayudaba a los sujetos a registrar mejores valores en la prueba informática era tomar algo simplemente frío por las mañanas, en una segunda prueba los sujetos tomaron agua muy fría. ¡Los resultados no fueron comparables al helado! Lo que significa que, en principio, el helado es la causa de este aumento en el “rendimiento” de nuestro cerebro.

Ahora Koga trabaja para averiguar la relación del aumento cerebral con alguno de los ingredientes de los que está compuesto el helado proporcionado para la investigación, del que desconocemos su sabor. Por cierto, los participantes en el experimento tomaron tres cucharadas de helado por día, así que no será necesario que termines con la tarrina de helado cada mañana.

Quizás te interese:
El primer trasplante de cabeza del mundo se ayudará de la realidad virtual
No masticar bien la comida, sinónimo de importantes enfermedades

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro