Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

China pone fin a los atropellos en sus cruces con esta desesperada medida

28/04/17 | +Asia

No es la primera vez que hablamos de seguridad vial en China, un país con millones de desplazamientos, vehículos y, por supuesto, peatones. Las autoridades están ciertamente preocupadas por el aumento de las imprudencias, y no sólo de los conductores de los vehículos, también de los peatones que no se fijan o que caminan con la atención puesta en otra parte. Por este motivo algunas ciudades han tenido que tomar medidas desesperadas, incluso hasta poner robots vigilantes.

Uno de los principales problemas en la ciudad de Wuhan, la capital de la provincia de Hubei y la ciudad más poblada en la zona central de la República Popular China, son los peatones imprudentes que cruzan la calzada cuando y por donde quieren. Han sido muchos los incidentes, heridos y fallecidos por los atropellos en esta ciudad, motivo por el que las autoridades han decidido tomar una medida excepcional: puertas del metro en las calles.

Ciudad de Wuhan - People's Daily, China/Facebook
Ciudad de Wuhan – People’s Daily, China/Facebook

Las clásicas puertas bajas automáticas que encontramos en las estaciones de metro de muchas ciudades, pueden ahora verse en las calles de la ciudad. Situados en los pasos de cruce de peatones, las puertas permanecen cerradas cuando las luces del semáforo de los peatones indique que el paso está cortado. Cuando el semáforo muestra luz verde para los peatones, las puertas se abrirán y permitirán el paso de personas.

La noticia ha tenido bastante repercusión en los medios nacionales del país y, por supuesto, no ha dejado a nadie indiferente. Son muchos los que opinan que un gobierno no debería tener que gastarse el dinero en este tipo de máquinas si los ciudadanos caminasen de forma responsable por la calle. Muchos otros se sorprenden con la idea y aseguran que, en la práctica, no tendrá buenos resultados. y es que las puertas están situadas al borde de la calle, pero son fácilmente eludibles. 

De hecho, no se sitúan justo al borde del paso, y además no hay ninguna reja o valla que impida el paso por el lateral de las puertas, por los que serán pocos los peatones que respeten estas puertas de metro. También son muchos los usuarios que dudan de la durabilidad de muchas puertas, quienes las ven como productos perfectos para el negocio de la chatarra. Obviamente estas puertas se colocan para hacer más seguro el día a día de los peatones, y es posible que sean útiles para aquellos ciudadanos que caminan despistados mirando para el teléfono móvil. 

Sin embargo, para los imprudentes conscientes, aquellos que cruzan como y cuando quieren, probablemente sea una medida inservible.

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro