Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Cascada Nachi, la casa del kami Hiryū Gongen

3/02/17 | +Asia

La cascada Nachi (Nachi no Taki, 那智滝) es uno de esos monumentos naturales que cualquier país envidiaría, aunque su procedencia es Japón, y en concreto la Prefectura de Wakayama. Se trata de una caída de agua permanente, con una altura de hasta 133 metros, siendo por ello una de las más altas de todo Japón. Sin embargo, se queda lejos de la Cascada Hannoki, la más alta del país con unos increíbles 497 metros.

Esta gran cascada, por supuesto, no ha pasado desapercibida para los habitantes de Wakayama, y por supuesto alrededor de ella se ha construido un ambiente natural y espiritual único. Se cree que la cascada es la casa de un kami llamado Hiryū Gongen, que era adorado en el templo Kumano Nachi Taisha (熊野那智大社), situado a tiro de piedra de la Cascada Nachi. El templo es parte de los sitios sagrados y rutas de peregrinación de los Montes Kii, y el lugar es Patrimonio de la Humanidad desde 2004.

Kumano Nachi Taisha - YouTube/アンジェラス
Kumano Nachi Taisha – YouTube/アンジェラス

En la parte superior de la cascada existen dos rocas a modo de guardianes, que protegen tanto la catarata como el templo sintoísta. En tiempos la zona albergaba un templo budista destruido durante la Restauración Meiji, y cada mañana el sacerdote sintoísta realiza un ritual silencioso en la cascada.

Kumano Nachi Taisha, santuario sagrado

El Kumano Nachi Taisha es el santuario sintoísta que “guarda” la cascada y, como hemos dicho, forma parte de las rutas de peregrinación en la Cordillera Kii de Japón. La ruta Kumano Kodō conecta cuatro sitios con la misma calificación en la Prefectura de Wakayama, que actualmente son importantes destinos turísticos: Nachi Taisha, Hongū Taisha, Hayatama Taisha y Koya-san. Kumano Nachi Taisha es, además, uno de los tres santuarios sagrados del Kumano Sanzan.

Históricamente muchos nipones realizan la “peregrinación” Kumano Sanzan, que no está completa si no se visitan los tres templos: Nachi Taisha, Hongū Taisha y Hayatama Taisha. Es, por lo tanto y ante todo, un lugar muy espiritual, y un ejemplo de sincretismo budista y sintoísta. Además, este ambiente se potencia por la presencia de la cascada, y la paz que da siempre el agua cayendo, y por los grandes bosques de cedros que rodean el sitio.

Muy importante en el recinto es el Árbol Sagrado del Alcanfor, situado entre el santuario de Nachi y el templo de Seigantoji (la estructura más antigua de la prefectura). Un árbol centenario de más de 850 años, plantado supuestamente por Taira-no-Shigemori (1138-1179), y siendo santificado como un kami en algún momento de su larga vida. Es incluso posible entrar en el árbol, en donde se sitúa un pequeño altar para hacer ofrendas.

Todos los 14 de julio en el Kumano Nachi Taisha es un día especial. Se celebra el Festival de Fuego Nachi-no-Hi Matsuri, fiesta principal de este templo. En el festival se pasea un santuario portátil de 6 metros de altura, que simboliza la gran Cascada de Nachi, para purificarla con el fuego de gran cantidad de antorchas de buen tamaño. Las antorchas son llevadas por hombres vestidos de blanco.

Quizás te interese:
Dunas de arena de Tottori, un pequeño desierto en el centro de Japón
Una visita en 4K a la tradicional Kusatsu, ciudad de onsen

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro