Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Buscan a un fetichista que mete sus dedos en la boca de adolescentes

13/03/17 | +Asia

Es cierto que el país del sol naciente es uno de los lugares más seguros del planeta, con un índice de criminalidad muy inferior a países como el nuestro y, desde luego, con tasas irrisorias si las comparamos con países como Estados Unidos. Es, además, bastante habitual que los delitos que se producen en el día a día no sean violentos, y están más enfocados al robo, el fraude y, como en el caso del que hoy os hablamos, a delitos fetichistas con algún tipo de connotación sexual.

Y es que Japón es uno de los países en donde más delitos de este tipo salen a la luz; no hace mucho os hablamos del caso del lamedor de pies en serie, que engañaba a las mujeres en el parking de un centro comercial. También os hemos hablado del ladrón de bragas que asaltaba a sus víctimas en plena calle, o del joven que cortaba pelo a las mujeres para venderlo por Internet a los fetichistas. Hoy el caso es igual de preocupante, o más, que los anteriores. La policía de Chiba está buscando a un hombre que se dedica a meter sus dedos en la boca de jóvenes estudiantes.

Japón, calle

Todo comenzó en agosto de 2016. Desde dicho mes la estación de Inage, en la ciudad de Chiba, ha estado trabajando junto a las autoridades locales para conseguir detener a un hombre que asaltaba a chicos de la escuela secundaria para insertar sus dedos en la boca de las víctimas sin previo aviso. Los jóvenes de diversas edades eran cogidos por sorpresa por este criminal sexual, siendo registrados varios casos durante este último año.

En cada uno de los ocho casos denunciados hasta el momento, el modus operandi del criminal era similar: el delincuente paraba a sus víctimas en plena calle cerca de la estación cuando los estudiantes volvían a casa de la escuela o de las actividades extraescolares, entre las 19:00 y las 21:00. Les preguntaba amablemente dónde se encontraba la estación y, cuando los menores intentaban explicar la localización, metía sus dedos en la boca durante unos segundos.

Tras unos instantes de sorpresa por parte de los menores, que sin duda debieron parecer eternos, el hombre se montaba en su bicicleta y dejaba el lugar. Estos asaltos han desconcertado a la policía y a la ciudadanía local, motivo por el que la policía de Chiba está recomendando a todos los habitantes que se mantengan alerta en el área de Inage, pese a que no hay informes sobre lesiones o posibles intentos de secuestro por parte del atacante.

La descripción de las víctimas es de un hombre joven de 170 centímetros de altura, con el pelo corto y negro. Lamentablemente esta descripción coincide con el 87% de hombres jóvenes de la zona. La policía sigue trabajando para dar con este nuevo tipo de criminal sexual en Japón.

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro