Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Así suenan las sorprendentes carreteras musicales que evitan accidentes de tráfico

28/04/17 | +Asia

¿Sabes lo qué son los caminos del deseo? Son caminos que suelen aparecer sobre el campo o la tierra, creados por la erosión causada por el pasos de los humanos o de animales. Por lo general, suele ser el camino más corto, y también de más fácil acceso, entre un origen y un destino. Si este camino es muy marcado y ancho, significa que es altamente transitado.

Se cree que estos son los primeros caminos, y los antecesores de las calles de las ciudades de hoy en día, aunque esta afirmación tiene sus detractores, pues muchos piensan que los animales no tienen un camino fijo. Se cree que los caminos del deseo dieron lugar a las primeras calzadas. Una de las grandes impulsoras de la evolución vial fue la civilización romana, dejando hasta hoy una vasta red de carreteras.

Desde entonces, las carreteras han mejorado mucho, siendo una vía de transporte de dominio público, proyectada y construida fundamentalmente para la circulación de vehículos. Las bandas rugosas o el quita-miedos son dos sistemas creados para mejorar la seguridad de las carreteras actuales, además de los estrictos sistemas de seguridad que superan los vehículos de hoy en día.

Sin embargo, en Japón van un paso más allá en la seguridad. Prácticamente todos hemos escuchado la banda rugosa de una autopista cuando nos acercamos demasiado al borde. El objetivo de este sistema de seguridad es alertar al conductor del peligro. Un pequeño despiste o la relajación al volante puede hacer que te acerques a estos bordes, por lo que un aviso sonoro puede alertarnos y conseguir que volvamos a una trayectoria adecuada. En los casos más extremos, pueden despertar a una persona que se ha dormido al volante.

En 2007, el Instituto Nacional de Investigación Industrial de Hokkaidō creó las “Melody Road” o “Carretera Melodía”, aprovechando un concepto descubierto por casualidad. Consistente en tallar surcos en el asfalto a intervalos específicos. Estos surcos cuidadosamente realizados producirán sonidos a una determinada velocidad.

Todo comenzó cuando Shizuo Shinoda, un ingeniero japonés, trabajaba con su excavadora. Sin querer, Shizuo raspo algunas marcas en la carretera con su pala. No fue hasta más tarde, cuando pasó por encima estas franjas, cuando se le ocurrió esta idea. A raíz de este incidente casual, en 2007 un equipo del Instituto Nacional de Investigación Industrial de Hokkaidō creó las mencionadas carreteras.

Estas carreteras se pueden encontrar en todo el archipiélago japonés, pero la mayor concentración se encuentra en la isla de Honshū, la isla principal del archipiélago. Las prefecturas en las que podemos escuchar estas melodías son: Fukushima, Gunma, Niigata, Ishikawa, Yamanashi, Nagano, Shizuoka, Aichi, Shiga, Wakayama, Tottori y Hiroshima. ¿Cómo podemos reconocerlas? Estarán perfectamente marcadas con señales verticales, las carretera estará pintada con notas musicales de colores. Recuerda que has de ir a una velocidad de 40 kilómetros por hora para poder escuchar la melodía correctamente.

Tal vez te interese:
– ¿Por qué los japoneses no quieren besarse en público?
– Tres leyendas tradicionales sobre ninjas difíciles de creer
– Kappa: ¿existen los hombres tortuga? Japón tiene las pruebas

Imagen inicial: View-Inews-QQ
Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro