Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Así son las impresionantes batallas de robots que se realizan en Japón

30/06/17 | +Asia

Algo que se ha repetido en un sinfín de películas o series de ciencia ficción, tanto reales como de animación, han sido las batallas de robots. Hemos visto decenas de películas con grandes máquinas repartiendo tortas a otros robots, y posiblemente sea una competición que en un futuro se pueda contemplar. En la actualidad, puede que las batallas de robots no sean tan tecnológicas como las vistas en el cine, pero sin duda son igual de espectaculares.

Dos aguerridos luchadores de metal se miran el uno al otro en un terreno en forma de anillo, esperando la señal en un estoico silencio. De pronto, la espera de señal se realiza y los dos luchadores corren el uno hacia el otro, realizando increíbles empujones y giros de alta velocidad. En cuestión de segundos, la batalla ha terminado. Así son las batallas de robots japonesas que están sorprendiendo al mundo.

Esta especialidad de batallas robóticas se conoce como Robot-sumo. Podemos decir que el sumo está considerado el deporte nacional japonés y también el deporte tradicional del país, junto con otras artes marciales como el judo o el karate. Tiene una historia que abarca más de 1000 años, ya que el documento histórico que lo identifica y define data del año 642 bajo el reino de la Emperatriz Kōgyoku. Sin embargo, otro documento sobre el origen del sumo llamado Nihon Shoki y escrito en el año 720, relata que el primer combate se realizó el año 23 antes de Cristo. Los rikishi luchan con sus manos desnudas, hasta que uno de los dos adversarios sale del ring. Esta la misma dinámica que posee la batalla de robots.

Es la misma dinámica, pero como es lógico, tiene sus diferencias. En el sumo los dos luchadores poseen las mismas armas, sin embargo, en la lucha de robots los dos adversarios pueden variar un poco. Diversas modificaciones son permitidas para intentar tomar ventaja, tales como hojas de metal inclinadas o brazos anchos, para intentar empujar hacia fuera del anillo al rival. Pueden ser controlados a distancia, con una velocidad mucho menor, o totalmente automáticos, los cuales son tan rápidos que apenas se pueden ver. Sin embargo, aunque se trate de metal, puede verse la feroz sed de victoria en cada uno de sus circuitos.

Pese a tratarse de máquinas, los robots no se dan cuartel, y no es extraño ver una o dos pieza de metal salir disparada durante la feroz batalla, obligando a los árbitros humanos a usar equipo de protección. Aunque posiblemente el deporte sea muy conocido en Japón, no está limitado al continente nipón. El último torneo internacional de Robot-sumo se celebró en el Ryogoku Sumo Hall en Tokio, el pasado 18 de diciembre, al que acudieron concursantes de Colombia, México, Turquía y, como es evidente, Japón. El equipo AVCI de Turquía ganó el oro en la categoría automática, mientras que el equipo I ☆ Ace de Japón obtuvo el primer lugar en la categoría por control remoto.

Si estás interesado en los torneos de batalla de robots, puede que te interese otra disciplina. Actualmente existen varias clases de competiciones, entre las que se encuentran: velocistas, rastreo de línea, laberinto, cowbots, sumo o carrera de bípedos.

Tal vez te interese:
– Kongobuji, el templo que prohibió los gatos por ser demasiado adorables
– La Gran Muralla China está hecha con arroz y otras cosas increíbles que no sabías de ella
– Recrean una página de ‘Alicia en el país de las maravillas’ mediante kirie

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro