Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Así le cepillan los dientes al pez más presumido del mundo

13/01/17 | +Asia

Mira que hemos visto animales en NoSoloManga, pero nunca nos hemos encontrado con algo así… aunque desde luego en Asia se pueden ver algunas de las especies más impresionantes del planeta. El calamar gigante japonés, un auténtico monstruo de las profundidades, es uno de los mejores y mayores ejemplos; un animal que crece entre 3 y 5 cm de forma diaria y puede llegar a medir más de 14 metros. Otro ejemplo es la ereine lactoides, una especie de medusa que vive en un acuario japonés, que nadie sabe cómo llegó hasta allí, y que aún no ha sido descubierta en libertad.

Pero, pese a lo raro de estos animales comentados con anterioridad, es la primera vez que vemos a uno al que le encanta que le limpien los dientes. Y no, no se trata de un mono o de algún otro mamífero que más o menos pueden ser domesticados, sino de un pez. Si queréis conocer a este animal fascinante tendréis que visitar el Acuario Público del Puerto de Nagoya, una ciudad situada en la costa del Pacífico en la región de Chūbu, en donde también podréis visitar otros interesantes monumentos como el famoso Castillo de Kiyosu.

Los meros no son demasiado hermosos como para conquistar a la gente que visita un acuario, aunque su forma es un tanto extraña, pero sin duda este ejemplar tiene locos a los habitantes de la ciudad de Nagoya por la necesidad de “mantener limpios los dientes”. Y si pensáis que nos hemos vuelto totalmente locos, no dudéis en visualizar las imágenes y los vídeos que podéis encontrar en esta entrada.

Mero en acuario

Sin embargo Futami Ichiban, así se llama este pez, es muy selectivo, y no permite que cualquier persona lo toque, sólo lo hace el empleado del acuario Hitoshi Okamoto, de 35 años. Cuando el pez ve al cuidador cerca del estanque, rápidamente nada hacia Hitoshi y saca su cabeza del agua. Abre la boca y espera a que su “amigo” le realice su esperada limpieza bucal. El empleado lo sostiene por la barbilla, sin preocuparse de la mordedura del pez, que se queda totalmente inmóvil y relajado. En dicho momento el cuidador friega el interior de su boca con un pequeño cepillo. Es, probablemente, el pez más presumido y con los dientes más limpios del planeta.

Obviamente se trata de un comportamiento verdaderamente extraño. Los mismos empleados del acuario aseguran que no es normal ver este comportamiento en un pez. Los peces nunca se apegan emocionalmente con un humano, y mucho menos buscan el contacto físico. De hecho, el mismo empleado ya fue mordido en el pasado por otros dos ejemplares de mero, siendo una mordedura bastante molesta por cómo están formados los dientes de esta especie.

Y para los que piensan que se trata de una simple coincidencia, resulta que esta operación se repite desde hace dos años, aproximadamente un mes después de que el mero llegase al Acuario Público del Puerto de Nagoya procedente del Acuario Futami Sea Paradise en Ise, en la Prefectura de Mie. Cuando Okamoto estaba inspeccionando el acuario con los nuevos ejemplares, vio al pez acercarse con la boca abierta.

Los días en los que el empleado está demasiado ocupado como para acercarse a cepillarle los dientes, y lo ignora, el mero empieza a salpicar para llamar la atención de Okamoto. Aunque varios cuidadores han podido, en ocasiones, cepillar los dientes a este mero, parece ser que Okamoto es el preferido del pez.

Puesto que los visitantes no pueden presenciar el comportamiento de pez, ya que todo sucede detrás de las pantallas, en la parte superior de los tanques, otros animales como pingüinos y focas restan protagonismo a este interesante mero.

Encuentra más noticias de:

Formulario de registro