Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

Apuñalan a un policía en la garganta con fruta caramelizada

30/01/17 | +Asia

Ser agente de policía no es un trabajo fácil. Nunca ha sido una profesión sencillo, ni en nuestro país, ni en ningún sitio del mundo; sin embargo, en la actualidad ser agente de seguridad conlleva un mayor peligro. Los delincuentes se han modernizado, y ya podemos verlos cometiendo fechorías que antes solo podíamos ver en películas de Hollywood, como estos ladrones que se hicieron con la mercancía de un camión cuando estaba en plena marcha por la autopista.

Sabemos que el nivel de peligrosidad de un policía es elevado, pero también están mejor preparados y entrenados que nunca. Esto salta a la vista con las dos acciones de agentes SWAT que nos asombraron no hace mucho. En la primera podemos ver a tres agentes colgados de un edificio y peleándose con un hombre armado, y en la segunda podemos ver a la agente apodada “la grúa” neutralizando a un hombre armado con una técnica a lo Jackie Chan.

Cualquier objeto puede ser usado como arma, como la mujer que usó su propia compresa para evitar que derribasen su casa; aunque esta última no hizo peligrar la vida de los agentes implicados… no cómo en nuestro siguiente caso. En esta ocasión, nos hacemos eco de una noticia en la que, por suerte, las heridas del agente no revistieron gravedad.

Policía herido / Hxnews
Policía herido / Hxnews

Los hechos ocurrieron en Chongqing, municipio de la República Popular China dependiente del Gobierno Central. Antes de 1997 formaba parte de la provincia de Sichuan, pero se le concedió el rango de municipio para potenciar la zona y controlar la presa de las Tres Gargantas.

Al parecer, el oficial de policía, tras una discusión con una vendedora local, terminó con un pincho de fruta caramelizada clavado en el cuello. La vendedora de 45 años, que en un principio se dijo que se trataba de una anciana, atacó y apuñaló en la garganta al agente Ran, cuando este intentaba impedir que colocase y vendiese en su puesto. La vendedora dispensaba en un tenderete ilegal  tanghulu, una golosina tradicional china que consiste en un pincho de fruta caramelizada.

Afortunadamente y, aunque las imágenes son realmente impactantes, la lesión no fue grave. La vendedora fue detenida por la policía. Según medios locales, esta no es la primera vez que los vendedores callejeros y los oficiales de seguridad sufren un encontronazo. En 2015 un vendedor de fresas de Dalian apuñaló a un oficial por intentar cerrar su negocio ilegal.

Policía herido / Hxnews
Policía herido / Hxnews

Las imágenes del incidente corrieron como la pólvora en las redes sociales chinas, y los internautas no tardaron en dar su opinión sobre lo ocurrido. Algunos de estos mensajes fueron publicados antes de saberse que la mujer no era una anciana: “odio cuando estos viejos aprovechan su edad como una excusa, el oficial realmente no hizo nada malo” o “nos falta contexto y empatía para ambos, el trabajo es duro, el oficial sólo quiere orden en las calles, mientras que la anciana necesita ganarse la vida“, son dos de los comentarios que muestran la opinión ciudadana.

Los oficiales de policía de China, o en este caso de Chongqing, tienen la orden de hacer cumplir los estatutos locales en las calles de la ciudad. Sin embargo, su obligación de hacer cumplir la ley a rajatabla los han llevado a ser maltratados por algunos ciudadanos. ¿Tú qué opinas, los oficiales deben tener manga ancha con estos puestos ilegales, o deben seguir haciendo que la ley se cumpla sin miramientos?

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro