Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

¿Amarillo o negro? ¿Cómo debe estar un plátano para que sea más saludable?

16/05/18 | +Asia

Seguramente habrás escuchado que según los expertos, se recomiendan tomar al menos 5 piezas de fruta al día. Las frutas pertenecen al grupo 5 de la rueda de alimentos, ricos en azúcares, vitaminas C y A y sales minerales. Por su alto contenido en vitaminas y sales minerales pertenece al grupo de alimentos reguladores, y son alimentos de bajo valor calórico, ya que casi el 80 % de su composición es agua. Este es el motivo por el que se recomienda consumirla siempre, y sobre todo en algunas dietas.

Una buena opción es el plátano o la banana, son 75% de agua, 23% de carbohidratos, 1% de proteína y contienen poca grasa. Son una rica fuente de vitamina B6, que proporciona el 31% del valor diario recomendado; contienen cantidades moderadas de vitamina C, manganeso y fibra dietética. A diferencia de lo que piensa mucha gente, los plátanos no suministran un contenido de potasio excepcional, su nivel es relativamente bajo, tan solo el 8% del valor diario recomendado.

Plátanos

En definitiva, comer plátanos, como cualquier otra fruta, es muy sano y aportará muchos beneficios a nuestro cuerpo. Pero seguramente alguna vez te has preguntado: ¿cómo debe comerse un plátano? Y es que por norma general, en occidente solemos comer el plátano cuando este está amarillo y, si alguna de sus partes se pone marrón, solemos tirarla a la basura. ¿Estamos haciendo lo correcto?

En Japón, por ejemplo, es habitual que los plátanos se consuman cuando estos son marrones. Seguramente, si ese plátano estuviese en nuestra cocina, lo tiraríamos directamente a la basura. Entonces, ¿por qué los japoneses tienen la costumbre de comer los plátanos demasiado maduros (para nuestro gusto)? La razón es que consumirlos así proporciona una ventaja que de la otra forma no consigue.

Plátanos

Según diversos estudios japoneses, un plátano maduro con manchas marrones en la piel amarilla produce una sustancia llamada TNF (factor de necrosis tumoral) que tiene la capacidad de combatir las células anormales. Cuanto más parches oscuros tenga, mayor será su beneficio en este sentido. Por lo tanto, cuanto más maduro sea el plátano, mejor serán las calidad contra el cáncer. Los plátanos de piel amarilla con manchas oscuras son 8 veces más efectivos para mejorar la propiedad de los glóbulos blancos que los contrapartes de piel verde o muy amarilla.

Como sabéis, los nutrientes de las frutas cambia ligeramente a medida que maduran. A medida que un plátano madura y se vuelve marrón, aumentan sus niveles de antioxidantes. Estos antioxidantes en plátanos maduros protegen el cuerpo contra el cáncer y las enfermedades cardíacas. Pero no todo es positivo, ya que los plátanos demasiado maduros también pierden algunos beneficios. El contenido de almidón cambia a azúcares simples que son más fáciles de digerir en un índice glucémico mayor.

Plátanos

Como hemos contado antes, al estar maduros producen algo más del 80% de TNF de un plátano en un estado normal, lo que ayuda a combatir células malignas para el cuerpo, como las del cáncer. Sin embargo, tampoco debemos esperar a que estén demasiado negros o con la piel abierta. Y lo sabes, no tires los plátanos que se te hayan puesto un poco marrones, cómetelos, ya que poseen cualidades que los menos maduros no tienen.

Tal vez te interese:

El plátano con piel comestible ya es una realidad
8 gadgets que no conocías y querrás tener en tu cocina
Lo haces mal: así debes usar tu trapo de cocina para no quemarte

Comentarios

También te recomendamos