Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

5 consejos para tener un amante y que no te pillen

19/05/17 | +Asia

No es algo demasiado habitual, y probablemente son una minoría en el total de la población, pero tampoco es extraño que alguien tenga un amante. Una relación secreta, generalmente más pasional, que compaginas con una relación pública de más duración y establecida de forma formal. Ya sean novios o novias, o maridos y mujeres, los amantes existen y muchos no pueden vivir sin estas relaciones paralelas. De hecho, muchos aseguran que sus relaciones serias duran gracias a los escarceos, sean estos conocidos por la otra parte de la pareja o no conocidos.

Aunque puedan existir parejas que pacten sus escarceos fuera de la relación o del matrimonio, lo cierto es que lo más común es que estos sean secretos. Una encuesta realizada por NicoNico News a 50 mujeres japonesas que han reconocido tener amantes, proporcionó 5 consejos sobre cómo “hacer trampa” sin ser descubiertos. ¿Por qué una encuesta realizada a mujeres? No tiene relación con que existan mayor número de mujeres que de hombres infieles, simplemente muchos estarían de acuerdo en que ellas son más listas o, al menos, se fijan más en cuidar los detalles para no ser descubiertas. Ellas son, aparentemente, más discretas… Quizás por seguir estos consejos.

El teléfono no es un herramienta para comunicarse

Es el principal error de los infieles ocasionales o con poca experiencia. El móvil, con herramientas como LINE o WhatsApp, nunca debe ser un modo de comunicación con el o la amante. La encuesta revela que un montón de chicos tienen tendencia a comprobar el teléfono de sus chicas si detectan una actividad sospechosa, y seguro que ellas también lo hacen. El móvil deja rastro. Muchos mensajes de LINE o WhatsApp, incluso, pueden leerse en la pantalla aunque el móvil no esté desbloqueado. El ordenador es un lugar más apropiado, pues pueden esconderse más fácilmente las pruebas, simplemente cifrando o protegiendo las cosas con contraseñas privadas.

WhatsApp - Pixabay

Cuidar la relación “extra” sólo de lunes a viernes

Según las mujeres japonesas encuestadas, todo es mucho más fácil si la relación fuera de la pareja se mantiene, o se cuida, solo de lunes a viernes. Debes dejar claro que no habrá visitas o salidas con “el otro” o “la otra” durante los fines de semana. El motivo es evidente, y más en una sociedad tan laboralmente dependiente como la japonesa. Cuando la pareja trabaja, de lunes a viernes, es más fácil quedar con el amante sin levantar sospechas. Durante el fin de semana el novio o novia “oficial” tiene más tiempo para detectar las situaciones extrañas.

No dar detalles personales al amante

Y con esto no queremos decir que no puedas decir que te gustan las amapolas y odias a los gatos. Pero sí es bueno, especialmente si tienes dos o más relaciones, no dar tu nombre real a los amantes. Mucho menos decir la dirección real, si no quieres llegar a casa un día y encontrarte con una sorpresa inesperada -que será doblemente inesperada para tu marido o esposa-. Por tanto, detalles como la dirección en la que vives, deben permanecer en secreto.

Los olores pueden destapar una relación

Probablemente la mayoría de hombres presten menos atención a los detalles. Las mujeres sí lo hacen, y por ello tienden a descubrir si sus parejas han podido tener un escarceo: marcas de pintalabios o maquillaje, olores a perfumes que no son los de casa… Sin embargo, algunos hombres sí prestan bastante atención, y el olor es uno de los primeros indicios que levantan sospecha. Si hueles a tabaco, cuando ni tú ni tu pareja fumáis, es evidentemente muy extraño. Lo mismo sucede con los olores corporales y los olores de perfumes, desodorantes, champús y geles, etc. No uses nada que no tengas en casa y evita impregnarte de olores externos.

Amantes - Pixabay

Llamar a la pareja y al amante por el mismo nombre

Es probablemente el consejo más macabro de todos pero, pensándolo bien, es ciertamente lógico. Si durante una noche de pasión le gritas José Alfredo a tu marido, que se llama Vicente, entonces probablemente tengas un problema y termine destapándose tu relación. Uno de los consejos que aportan estas mujeres niponas es que llames de la misma forma a tu pareja oficial y a tu pareja secreta. Si los dos se llaman Pepe, entonces no tendrás problemas. Sino, tendrás que inventarte alguna coletilla como “Jeff” para los dos. Si esto no es posible, llámalos a los dos igual: “cariño”, “pequeño colibrí” o cualquier cosas que se os venga por la cabeza.

Quizás te interese:
Los hombres japoneses listan las siete cosas que no aguantarían de sus posibles novias
Esta isla prohibida para mujeres podría ser nombrada Patrimonio de la Humanidad

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro