Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

5 animales venenosos que te matarían en segundos

4/04/17 | +Asia

Aunque no es un país que se caracterice por los animales venenosos, aunque sí por los animales enormes y desproporcionados, Japón cuenta entre su fauna -especialmente marina- con algunos de los animales más peligrosos del planeta. Obviamente su existencia no es masiva, y nadie debe tener miedo en disfrutar de las aguas de las playas del país del sol naciente. Pero sí es cierto que fascinantes animales, y terribles por su veneno, habitan en las profundidades de los mares y océanos que rodean el país nipón. En esta lista os presentamos los que, probablemente, sean los animales más mortíferos de los mares circundantes a Japón; muchos de ellos podrían matarte en cuestión de pocos minutos. Es más, algunos pueden terminar con la vida de decenas de personas si se lo propusieran.

Pulpo de anillos azules

Pulpo de anillos azules - Rickard Zerpe/Flickr
Pulpo de anillos azules – Rickard Zerpe/Flickr

Aunque su nombre oficial es hapalochlaena, es mejor conocido por los expertos submarinistas como el “pulpo de anillos azules” por sus formas y colores. Probablemente es uno de los animales más bellos de los océanos pero, también, uno de los más peligrosos. Habitando en las profundidades del océano Pacífico, desde Japón hasta Australia, este animal -con cuatro subespecies- usa el color para advertir a sus enemigos. La naturaleza en este sentido, sin duda, es muy sabia. En su pequeño cuerpo los hapalochlaena esconden un potente veneno que los convierten en unos de los animales más venenosos del mundo. Poseen el suficiente veneno como para matar a 26 personas adultas en tan solo unos minutos.

Chironex yamaguchii

Avispa de mar - Guido Gautsch/Wikimedia
Avispa de mar – Guido Gautsch/Wikimedia

Es probable que no os suene el nombre de Chironex yamaguchii, ni tan siquiera el nombre por el que se le conoce de forma más coloquial, “habu-kurage”. Sin embargo, esta medusa es una variante de aguas niponas de la medusa de caja, que probablemente suene muy poco peligrosa. ¿Pero a que la cosa cambia cuando llamamos a estas medusas por su acepción más conocida, avispas de mar? La avispa de mar está considerada la criatura viva más letal del planeta, no existe algo más terrible en nuestro universo, al menos conocido. Si eres de complexión fuerte y no has recibido demasiado veneno, por lo general los síntomas tardarán unos 20 minutos en provocar la muerte -si te pica un ejemplar adulto- por una embolia cardíaca. Esta versión japonesa habita especialmente en Okinawa y las Islas Ryukyu y, pese a ser un poco menos venenosa que su prima más conocida, ya ha causado varias muertes por paro cardíaco e insuficiencia respiratoria.

Pez globo Fugu

Takifugu - jim/Flickr
Takifugu – jim/Flickr

Takifugu es una de las variantes más comunes en Japón del que todos conocemos como pez globo. Habitualmente conocido simplemente como Fugu (河豚), sólo un ejemplar contiene las suficientes toxinas como para matar a 30 personas. Sí, esta máquina de matar que provoca con su veneno que no existan depredadores en su entorno, es una de las delicias culinarias por las que se “pirran” los nipones. Sus órganos internos contienen grandes cantidades de veneno llamado tetradotoxina, que también se encuentran en algunas partes de su piel, motivo por el que sólo chefs especialistas con licencia los pueden preparar. El consumo de algunas partes de su cuerpo está totalmente prohibido por ley, debido a su peligrosidad. Actualmente no existe ningún antídoto, así que los médicos tratan de ayudar al sistema respiratorio hasta que el veneno deje de afectar al cuerpo, en caso de que el paciente llegue a tiempo al hospital.

Serpientes marinas

Hydrophiinae - Craig D/Wikimedia.org
Hydrophiinae – Craig D/Wikimedia.org

Las hydrophiinae o serpientes marinas son serpientes venenosas que habitan durante la mayor parte de su vida en ambientes marinos. Muchas de ellas no saben moverse por tierra, sin embargo, en el agua son expertas nadadoras, y su veneno las convierte en letales cazadoras. Se encuentran en aguas del océano Índico y hasta el Pacífico, también en las costas de algunas zonas japonesas. Suelen verse en la superficie, ya que salen para respirar, aunque pueden aguantar hasta 5 horas debajo del agua. Entre las serpientes marinas se encuentran algunas de las más venenosas del mundo, aunque no suelen atacar al menos que se las moleste. Dependiendo de la especie, las serpientes de mar tienen un veneno entre 2 y 10 veces más potente que el de una cobra. La parálisis respiratoria es bastante común entre los que mueren por la picadura de uno de estos animales.

Conus textile

Conus textile - Richard Ling/Wikimedia
Conus textile – Richard Ling/Wikimedia

Tras este nombre se encuentra un animal que probablemente nunca hubiéramos imaginado como una de las máquinas de matar de los océanos. El conus textile es un molusco gastrópodo, básicamente un caracol de mar, que en Japón se encuentra alrededores de las conocidas Islas Ryūkyū. Come moluscos, poliquetos y pequeños peces, así que debemos dar las gracias de que los humanos no formemos parte de su dieta. Con apenas 10 o 12 centímetros de longitud, el conus textile es capaz de lanzar unos dardos venenosos para atrapar a sus víctimas. Actúa sobre el sistema nervioso de la presa y su veneno es tan letal que, con una sola gota, es suficiente como para matar a 20 personas. Lo peor es que es asintomático hasta un par de días más tarde, y no existe antídoto.

Imagen inicial: Elias Levy/Flickr

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro