Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

3 maneras curiosas de pelar un ajo que desconocías

27/04/18 | +Asia

El ajo, como sabéis, es una especie tradicionalmente clasificada dentro de la familia de las liliáceas que cuenta con una característica particular, el fuerte olor que emana al ser cortado. Esto se debe a dos sustancias altamente volátiles, la alicina y el disulfuro de alilo. Es una hortaliza que se utiliza en la cocina de todos lo hogares de forma diaria. Aunque su origen es desconocido, es altamente probable que sea asiática, y que se introdujese en occidente a través del Mediterráneo a otras zonas, en donde se cultiva desde hace más de 7000 años.

Es una planta perenne con hojas planas y delgadas. Las raíces alcanzan fácilmente profundidades de 50 cm o más. El bulbo, de piel blanca, forma una cabeza dividida en gajos que comúnmente son llamados dientes. Cada cabeza puede contener un número indeterminado de dientes que, por lo general, suelen ser de 6 a 12. Estos gajos se encuentra envueltos por separado por una delgada capa de color blanco o rojizo. Cada uno de los dientes puede dar origen a una nueva planta.

El ajo se emplea en la cocina como un saborizante natural. Posee un aroma y un sabor característico que suele acompañar ciertos platos de la cocina mediterránea. Por norma general, no necesitamos más de dos o tres dientes de ajo para saborizar un plato diario, por lo que pelar diente a diente con un cuchillo es lo más rápido. Sin embargo, si en alguna ocasión tenemos que pelear cientos de dientes, tal vez estos trucos te sean de utilidad.

El canal japonés 便利ライフハック, dedicado a realizar trucos que nos ayudan en nuestro día a día, publicó un vídeo en el que nos enseña varias forma de pelar grandes cantidades de dientes de ajo en muy poco tiempo. Los trucos son realmente sencillos de hacer y la mayoría ofrecen resultado rápidos. Entre ellos podemos destacar dos. En el primero tenemos que coger el ajo y lo separó sus dientes. Una vez hagamos esto los introducimos en un bote de cristal y ponemos la tapa. Ahora solo tenemos que agitar el bote durante unos segundo y la fricción de los ajos hará el resto.

Ajo

El segundo método es tal vez más sencillo, pero necesitaremos un microondas. Tan solo debemos coger el ajo y cortar su base medio centímetro. Es decir, eliminaremos medio centímetro de cada diente de ajo. Ahora colocamos la cabeza de ajo en un plato y la introducimos un minuto en el microondas a 500w. Cuando lo saquemos tan solo tendremos que apretar la piel del ajo y los dientes saldrán sin ningún esfuerzo. El tercer y último truco requiere de dos horas de preparación por lo que no está pensado para momentos de prisa. Lo único que tenemos que hacer es separar los dientes de la cabeza e introducirlos durante dos horas en un recipiente con agua. La piel del ajo podrá quitarse con los dedos sin mucho esfuerzo.

Tal vez te interese:

Goya, una superverdura que ayuda a perder peso y comen las personas centenarias
El sashimi más creepy: sirven ranas crudas en este restaurante

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro