Atresmedia XMás sites

No Slo Manga

Leyendo:

10 formas diferentes de abrir el bote de conservas que se nos resiste

1/09/17 | +Asia

Es uno de los momentos en la cocina más repetidos en los hogares de todo el mundo y, probablemente, a lo largo de una vida todos tengamos que enfrentarnos varias veces a esta situación. Hablamos de enfrentarse a ese dichoso bote de conservas que no se quiere abrir, por mucha fuerza que hagamos. La tapa termina patinando en nuestras manos y quedamos mal ante familiares, amigos o el chico o chica que nos gusta. Nos hace perder los nervios y, con toda seguridad, el recipiente terminará por los suelos. Si es de cristal, esparcido por toda la cocina, igual que tu prestigio.

Tranquilo, ya que puedes darle la vuelta a la tortilla, ¡y nunca mejor dicho! Puedes aprovechar esta situación tan habitual en las cocinas de todo el mundo para quedar como todo un manitas. Sorprenderás a tu grupo de amigos, o a tu pareja, abriendo el bote que se nos resiste con una de estas soluciones ingeniosas y funcionales. Nuevamente toca hablar de los trucos japoneses del día a día, los urawaza, que en esta ocasión se centran en algo tan sencillo como abrir un bote complicado por su presión.

Un urawaza es un consejo o un truco que durante décadas se han transmitido de familia en familia, y que nos ayudan con diversas tareas de casa. Obviamente algunos de estos trucos tienen décadas, mientras que otros son más recientes. En este caso, y por medio de un vídeo, se nos mostrarán 10 formas de abrir un bote de conservas que se nos resiste. Consejos muy útiles, especialmente si no tienes demasiada fuerza en las manos y no hay nadie en casa que pueda ayudarte.

Uno de los primeros trucos que vemos es usar el poder adhesivo de una cinta americana, muy útil cuando por ciertas razones tenemos la sensación de que la tapa del bote lo único que hace es patinar en nuestros dedos. Enrollando un poco de cinta americana en la tapa y dejando un extremo para tirar de ella, podremos desenroscar la tapa utilizando mucha menos fuerza.

Otro truco es invertir la situación. No, no nos referimos a darle la vuelta a la cocina, pero sí al bote. Si se trata de un producto sólido, en donde no se espera que líquido, lo que podéis hacer es darle la vuelta al bote y agarrar con la mano el tapón. Luego, con la otra mano, agarrar todo el contorno del bote que se acopla mejor a nuestra mano, y girar para abrir la tapa. Debido a que el bote se encuentra al revés, debes tener cuidado de no abrir completamente la tapa y hacer que todo se esparza por el suelo.

El agua caliente también puede ayudarnos. Si ya lo has intentado todo, quizás quieras probar este truco. Consiste en llenar un pequeño bol de agua, tampoco no demasiada cantidad, lo suficiente como para cubrir la tapa del bote si lo colocamos al revés. El agua debe de estar caliente, a unos 50 grados de temperatura, y tras un minuto sumergiendo la tapa con el bote al revés, esta debería salir con facilidad.

Bote de cocina - JapaneseLifehacker/YouTube
Bote de cocina – JapaneseLifehacker/YouTube

¿El dichoso bote te sigue patinando en las manos? Existe un método sencillo, que no ocupa mucho tiempo, y que siempre has tenido a mano. Los guantes de goma que todos tenemos en la cocina para limpiar son un elemento perfecto para desenroscar una tapa que nos patina en las manos. La goma aumenta mucho la tracción, y por ello con la misma fuerza aplicada podemos desenroscar la tapa sin problemas.

Por último, la solución más sencilla, aunque debe ser realizada con cuidado. Si la forma del bote es correcta y lo permite, puedes introducir un elemento externo, como un destornillador o la punta de un cuchillo, para hacer palanca y permitir que entre el aire en el bote. De esta forma la tapa se desenrosca aplicando mucha menos fuerza, pero ten cuidado, ya que el elemento externo puede romperse. La tapa puede quedar deformada y el bote podrías no poder reutilizarlo.

Encuentra más noticias de:

Comentarios

También te recomendamos

Formulario de registro